CHAPEL OF DISEASE – Echoes of Light (ALBUM REVIEW)

CHAPEL OF DISEASE – Echoes of Light (ALBUM REVIEW)

Chapel of Disease, una banda alemana que fusiona elementos del death metal con el rock progresivo, presenta su cuarto álbum. En retrospectiva, su lanzamiento de 2025, “The Mysterious Work of Repetitive Art“, se caracterizó por ser una obra densa de death metal antiguo, ejecutada con una profundidad inusual. Luego, en 2018, con “…And as We Have Seen the Storm, We Have Embraced the Eye“, Chapel of Disease se aventuró hacia territorios más progresivos. Ahora, seis años después, ¿qué nos ofrece este acto excepcional con “Echoes of Light“?

La banda continúa avanzando en la trayectoria que iniciaron con su álbum anterior. A lo largo de 42 minutos distribuidos en seis pistas, “Echoes of Light” evidencia cómo Chapel of Disease profundiza aún más en su enfoque progresivo.

El álbum guía al oyente a través de paisajes sonoros épicos del rock progresivo, impregnados con la esencia añeja del death metal. La mezcla resultante es una fusión impecable, como si una banda de death metal antiguo y otra de rock progresivo aún más antigua colaboraran para producir un álbum que abarque lo mejor de ambos mundos. Aunque la amalgama de estilos es evidente, la inclinación musical se inclina más hacia el lado del rock en varios aspectos. Es notable la participación de ambos vocalistas, tanto hipotético como el vocalista real de la banda, quienes destacan con partes líricas y voces rasposas que otorgan un carácter único a “Echoes of Light”.

El álbum se erige como una potencia melódica, donde Chapel of Disease utiliza la melodía con maestría, ya sea superponiéndola, retorciéndola en solos cautivadores, o entregando leads intensos que iluminan la textura musical como rayos de luz. “Echoes of Light” explora una diversidad de estados de ánimo, ritmos, estilos y sensaciones, evidenciando la habilidad de la banda para crear melodías cautivadoras en todos ellos. La composición general de las canciones es sólida, y cada pista se presenta como un mundo propio, listo para sumergir al oyente. La presencia de ganchos pegajosos es evidente, a veces hábilmente ocultos en la construcción del mundo musical, otras veces mostrados con orgullo y en plena vista. Chapel of Disease demuestra su destreza en la creación de música convincente.

El álbum se inicia con “Echoes Of The Light“, una pista un tanto extensa pero rica en ideas que se destacan a lo largo de la reproducción. En esta pieza, no encontramos riffs cargados de furia, sino más bien la intención musical de crear armonía y fluidez de manera libre. Los solos de guitarra son especialmente destacados, y inevitablemente, al escuchar esta composición, se evoca la presencia de Tribulation. Luego, con “A Death Though No Loss“, la obra se adentra en un territorio donde la técnica y la habilidad en el trabajo de guitarra predominan, intensificando la energía de forma frenética. En resumen, esta pieza es más instrumental, ya que la voz participa de manera limitada.

El cambio drástico se presenta con “Shallow Nights“, adoptando un tono ligeramente depresivo y orientado hacia lo gótico. Voces casi limpias y melodías de guitarra que evocan un sentimiento melancólico, transportando al oyente a un mundo vacío. Aunque la composición fluye eficazmente, llega un momento en el que se desea el cierre de esta canción.

Selenophile” rectifica el rumbo al ser un tanto más rápida. Como se ha señalado, el aspecto destacado sigue siendo la habilidad de las guitarras para inyectar melodía atractiva. Posteriormente, con “Gold / Dust“, la propuesta se vuelve intrigante nuevamente. El inicio con acordes limpios es impresionante, con riffs que avanzan rápidamente y una batería que aporta el toque perfecto. Sin lugar a dudas, uno de los temas más destacados de este álbum.

Finalmente, “An Ode to the Conqueror” es una pieza que va de menos a más. Inicia de manera sólida, irradiando un gran trabajo de guitarra que, hacia el final, pierde un poco de fuerza. Hubiera sido excelente que se mantuviera para cerrar de manera ideal esta obra.

Laurent y Cedric Teubl son talentosos guitarristas capaces de explorar numerosos géneros en busca de inspiración, y lanzan una amplia variedad de estilos a lo largo del álbum para ver qué funciona. Gran parte de lo que hacen en esta ocasión tiene raíces en el goth rock, con una buena dosis de influencia de shoegaze y dream pop en su rasgueo. Escucho mucho de Anathema, Alcest, Lake of Tears y Deafheaven, pero muy poco en la línea del death metal. Las voces de Laurent van desde ladridos ásperos hasta cánticos limpios, y él hace justicia al material, pero me encuentro deseando más agresividad de su parte. Tal vez solo quiero las cosas que la banda ya dejó atrás, pero ya es algo personal y totalmente ajeno al disfrute que este álbum es capaz de ofrecer.

Mi satisfacción con “Echoes of Light” es notable. Después de un tiempo fuera del radar, Chapel of Disease no ha decepcionado. La banda continúa evolucionando y expandiendo su estilo híbrido, alejándose más de sus raíces death metal sin abandonarlas por completo. “Echoes of Light” se presenta como un monstruo de death rock progresivo y se convierte en una escucha esencial para los amantes del metal versátil.

Fecha de Lanzamiento: 09 de Febrero de 2024

01. Echoes Of Light
02. A Death Though No Loss
03. Shallow Nights
04. Selenophile
05. Gold / Dust
06. An Ode To The Conqueror

Franco
Latest posts by Franco (see all)
CATEGORIES
Share This